Lo último que he cocinado (y fotografiado)

martes, 16 de agosto de 2011

(Mi) Gazpacho

Verano. Tomates que saben a tomate. Gazpacho.
Nada nuevo, pero aquí tenéis mi visión.
No es especialmente especial mi gazpacho pero tiene tres particularidades que lo hacen rico-rico y sano-sano (y por supuesto, muy paleoespartano): No lleva pan, no lleva agua, sí lleva un poco de fruta.
La verdad es que lo de sin pan y sin agua ya lo aprendí en casa mucho antes de paleoespartanizarme con fervor. Si añades agua al gazpacho lo que consigues es..., aguarlo. Y que por lo tanto tenga la consistencia, color pocho y (falta de) sabor de los gazpachos de cutremenú del día. Si añades pan, aparte de tirar un poco por tierra un plato saludable, lo que haces es meterle relleno, como si fuera un embutido cutre al que enchufan féculas. ¿El motivo es suavizar la "fuertor" (que bonita palabra que no existe) de la cebolla y el ajo? Pues utilizad poco ajo, cebolla dulce o cebolleta y "matadla" un poco.
Lo de la fruta es por que me gusta ese toque dulce y si es una fruta roja pues también le da un poco más de color. Yo suelo usar sandía, si llego a enganchar a tiempo tomates buenos antes de que pase la temporada de cerezas, un puñado de ellas también iría muy bien y lo mismo pasaría con las fresas. Se trata de escoger una fruta, eh, no de hacer una mezcla de varias.
Ingredientes para llenar una jarra grande que nos tiente desde la puerta de la nevera:
Click para agrandar si hay dudas con los ingredientes
  • Tomates (muchos tomates, 1-1,5 kg, maduros).
  • Pepino (1/2).
  • Pimiento rojo (un buen trozo).
  • Pimiento verde (un buen trozo).
  • Cebolla tierna (1/2).
  • Ajo (1/2 diente sin el germen).
  • Sandía (una rodaja).
  • Sal marina.
  • AOVE.
  • Vinagre de Jerez.
  • Vinagre de manzana.
  • Zumo de limón.
Preparación:
Lavamos y cortamos en trozos algo más pequeños los pimientos, la cebolla, el medio diente de ajo y el pepino pelado. Los ponemos en el vaso de la batidora/thermomix o recipiente grande para la batidora de mano. Añadimos una pizca de sal, un chorrín de vinagre de Jerez y un chorrín de vinagre de manzana (con esta mezcla de vinagres, pretendo tener el sabor del Jerez sin que sea demasiado fuerte, por eso "rebajo" con un vinagre suave como el de manzana) y el zumo de medio limón pequeño exprimido a mano. Trituramos unos segundos (aquí, si fuera estrictamente necesario, para que las cuchillas enganchen bien los ingredientes, se puede poner un chorrito de agua) y nos vamos con los tomates. Nota: con este proceso, al mezclar el vinagre, sal y limón con los ingredientes fuertes y dejarlo reposar un rato, "matamos" un poco la cebolla y sus efluvios más fuertes.
A los tomates les hacemos un pequeño corte en cruz en el culo y procedemos a escaldarlos (ponemos un cazo con tres dedos de agua a hervir y cuando rompa, metemos los tomates un minutillo máximo, les damos la vuelta y otro minutillo máximo), luego los sacamos y los enfriamos un poco en un bowl con agua fría, más que nada para no quemarnos al pelarlos. Este proceso, gracias al corte y al escaldado será sencillo. Vamos metiendo todo junto a la mezcla verduril y cuando no quede tomate añadimos la sandía despepitada, otra pizca de sal y un generoso chorro de AOVE. Trituramos hardcoremente un minuto. Probamos y rectificamos si es necesario de aceite, sal y vinagre, trituramos más.
Metemos tapado en la nevera y a disfrutar. Estará más bueno al día siguiente.
Nutrición:
  • Pues con tanta verdura qué puedo decir... Este plato es cojonudo, minerlaes, vitaminas, muy diurético..., perfecto para cuidarse si no se nos va la mano con el aceite (que por sacarle un defecto al AOVE, si se toma mucho, pues engorda). Lo dicho, minerales por doquier, mucha vitamina C y carotenos como el licopeno, un maravilloso antioxidante que protege de cánceres como el de próstata (¡muchachos, a por el gazpacho!) y es buenísimo para la piel (lo tiene el tomate y también la sandía). Si bien, el cuerpo absorbe más licopeno cuando el tomate está cocinado con una grasa, el gazpacho es básicamente tomate, así que va bien cargadito y precisamente por ser un plato con ingredientes crudos, tendremos los beneficios del crudiborísmo, menos vitaminas estropeadas y por tanto aprovechables y muchas encimas, fundamentales para todo. Y ojo, parece ser que la sandía contieneCitrulina, potente relajador y dilatador de los vasos sanguíneos que funciona como una viagra natural. Vamos, el gazpacho con sandía es el tentempié o primer plato perfecto para un verano con salud, energía, buen ánimo, una piel protegida por dentro y un vigor sesuar imparable para los hombres. ¡A gozar!
Por el sol, pero con cuidado, y buen provecho,
Nach

P.D. ¿Tenéis algún otro truco para renovar este clásico? Dejad comentarios, por favor.
Sígueme en TwitterInstagram Youtube. También tienes el reflejo del blog en Facebook.

6 comentarios:

  1. Genial receta para un súper amante del gazpacho como yo. Lo de la sandia no creas que convence mucho porque soy un poco puretas, pero lo probaré. Ah, como toque, mi mama a veces le echaba un poquito de comino al coctel por el tema de variar un poco el sabor y molaba. Un besazo y gracias por la receta.

    Didacus

    ResponderEliminar
  2. yo tampoco le pongo pan, ya que va en contra de mi religión, es decir, mi dieta, jajaja. Me gusta la idea de no aguarlo y a cambio añadirle sandia, la próxima vez lo probaré ;)

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  3. Me encanta tu gazpacho, qué idea más buena la de poner alguna fruta, lo probaré y te cuento. Ya sabes, me gustan mucho las comidas saludables. Beso grande.

    ResponderEliminar
  4. Hola Nacho, te devuelvo la visita a tu blog, creo que tenemos muchas cosas en común, por lo tanto debemos volver a vernos.
    Mi variante, que está copiada del gran cocinero Abraham García de Viridiana, es ponerle frambuesas, aquí chordón del Moncayo. Muy rico y muy estético.
    Un abrazo
    Toño

    ResponderEliminar
  5. Yo al gazpacho le pongo remolacha. Lo hago tal cual, pero añado un pedazo y medio de remolacha de la que viene envasada al vacío. Si es grande, con uno vale. Coge un color precioso y, encima, está delicious!!!

    L.B

    ResponderEliminar
  6. Hola y muchas gracias por la receta. Cada vez me gusta más el gazpacho… y eso que el año pasado no lo podía ni oler…
    Ayer, de hecho, sólo cené eso jeje
    A ver, os comparto una receta, que me parece poco habitual… (es como la tuya pero sin pimiento y pepino) gazpacho de sandía y tomate… hmmm.. alguien lo ha probado ya? yo lo quiero poner en práctica a ver que tal sale jeje.
    Saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...