Lo último que he cocinado (y fotografiado)

martes, 12 de junio de 2012

Comentario sobre "Paleovida" de Carlos Pérez

El primer libro (que yo haya encontrado, claro) sobre la dieta Paleo en español y escrito por un español, merecía algo más que una reseña. Hace tiempo que tengo el libro y lo leí en dos días justo después de comprarlo, pero hasta ahora no me he podido sentar a hablar un poco sobre él.
La verdad es que disfruté leyendo porque reafirmé cosas que ya sabía desde un punto de vista cercano, amplié nuevos territorios dentro de la dieta paleo y aprendí cosas nuevas. Con un importante añadido además y es que, hasta ahora, casi todo lo que había leído partía de la base de cambiar la SAD (Standard American Diet, Dieta estándar americana) y aquí parten desde algo más cercano, y por cierto más saludable, benditos sean nuestros ancestros, la dieta meditarránea.
Voy a nombrar varios de sus puntos fuertes y algunas de las cosas que no me gustaron tanto, tratando de no destriparlo del todo (odio las críticas que te cuentan la peli...)

A favor:

  • El libro es completo en cuanto al acercamiento a la dieta, la explicación evolutiva (magníficamente contada) y las razones, más allá de la lógica y la evolución por las que seguir la dieta Paleo es la forma más sana de alimentarse, como la acidez y la alcalinidad que producen los alimentos y algunos hábitos y como la dieta Paleo favorece el equilibrio y una tendencia a una saludable basicidad general; o algo muy conocido para los seguidores de las dietas bajas en hidratos que minimizan si no eliminan los azúcares y cereales y aceites de baja calidad: la inflamación crónica y su interminable lista de males relacionados.
  • Hace hincapié en la relación con la hidratación, desmontando otra gran trola de la sabiduría convencional, que nos sugiere beber agua constantemente (la tele nos sugiere que, a ser posible, bebamos también otras cosas, más coloridas, dulces, insalubres y caras...), y señalando una vez más, como nuestro cuerpo es más inteligente que los consejos tendenciosos que nos llueven encima constantemente (la de veces que habré leído en revistillas marujiles que sólo el hecho de tener sed es un síntoma importante de deshidratación) y que por tanto, el mecanismo de la sed, la auténtica sed, con la que ya apenas entramos en contacto, es un sistema que funciona con verdadera precisión para avisarnos de que necesitamos un aporte de líquido elemento.
  • Muy interesante resulta también la explicación de por qué somos adictos al azúcar, que antes de producirse industrialmente era prácticamente imposible de encontrar en la naturaleza.
  • Señala constantemente la importancia de comer proteína (y grasa) animal de calidad, sin escatimar en ella, dada la importancia de comer animales sanos para estar sano. Peces salvajes, carnes alimentadas con pasto y que hayan correteado y pollo y huevos, de corral o ecológicos.
  • También nombra bebidas alcohólicas aceptables en orden descendiente. ¡Gana el vino tinto! ¡Cómo no! Y dice algo que me encanta, que la cerveza, aunque proviene de la fermentación de un cereal contiene nutrientes que siempre la harán más sana que cualquier bebida azucarada, ¡toma! ¡Vivan las cañas! ¡Muerte a los putos refrescos!
  • Invita a hacer ejercicio en ayunas y a recuperar el circuito de la recompensa según el cual está diseñada nuestra programación genética y que la vida moderna nos jode constantemente con trampas de todo tipo.
  • Habla de la compaginación de este estilo de vida con LA VIDA (y más concretamente con la alegre forma de ver la vida en el Mediterráneo, parecida en general a la latina, diría yo) y de la regla del 80/20, que para los no iniciados, es el porcentaje de compromiso con la dieta Paleo (80%) y el de comer y/o beber cosas fuera de ella (20%), por malas que sean, bien porque te apetece de vez en cuando o bien cuando no tienes otro remedio, ya sea por disponibilidad o por no herir los sentimientos de esa simpática señora (quizá una suegra... No es mi caso, he de decir) que con tanto amor te ofrece unas gachas.
  • Ofrece una buena cantidad de recetas con buenísima pinta y enmarcadas dentro de objetivos que van desde mejorar el estado de ánimo a ayudar a contrarrestar un proceso inflamatorio.

En contra:

  • Pone un poco en duda la grasa saturada, que tomada en mucha cantidad es mala dice, pero no cuanta cantidad es el límite. Y tampoco dice lo estable que es y por tanto idónea para cocinar. Y aunque defiende el coco, por alguna razón que no explica, afirma que no se puede comer mezclado con hidratos...
  • Aunque habla de la leche (no humana) y señala los motivos por los que no es saludable y la mala fuente de calcio asimilable que es a pesar de la insistencia de la publicidad en afirmar lo contrario, no habla de los otros lácteos, queso, yogures, mantequilla... Ni de cómo la fermentación o curación cambian sus propiedades y lo que eso supone.
  • Enumera y explica diversas formas de cocinar y afirma que freír es malo porque satura el hígado, aunque sea sofreír unas verduras en aceite de oliva (propone pochar sin aceite, técnica que cada vez que pocho olvido probar, con lo que no puedo añadir aquí un comentario con mi experiencia personal, lo siento), y que además el aceite pierde sus propiedades al calentarse a más de 60º, pero no profundiza en el tema, dejándome con la duda una vez más, ya que las afirmaciones de si el AOVE aguanta bien o no la temperatura van pasando del sí al no según a qué autor leo y qué estudios trae bajo el brazo para probarlo. Pero aquí no nombran estudios que lo prueben...
  • El libro a pesar del título se centra en la dieta, no habla del tipo de ejercicio que el estilo de vida Paleo sugiere...

Como veis, son pocos "contras", que me surgen más porque me gustaría que el autor ahondara más en ciertos temas que porque esté en desacuerdo con él.

En definitiva, recomiendo el libro sin duda, porque si ya habéis buceado bastante en la literatura sobre la dieta Paleo, reforzaréis creencias, ampliaréis información y seguramente descubriréis cosas nuevas. Y sobre todo porque me parece el regalo perfecto (en papel impreso, con su portada y su copiright, que tanta credibilidad dan al lado de mi cháchara apostólica jodiendo almuerzos y meriendas) y por tanto el medio idóneo para iniciar en este saludable modo de ver la vida y entender la zampa a incrédulos, sospechosos (en el sentido de que ellos son los que sospechan), talibanes de la sabiduría convencional, gorditos temerosos y enfermizos pastilleros, hartos todos ellos de su insano statu quo y por tanto ansiosos, aunque sea en el fondo, de dar con la piedra filosofal de la salud.

¡Lean pues!
Nach

Sígueme en TwitterInstagram Youtube. También tienes el reflejo del blog en Facebook.

20 comentarios:

  1. Despues de ver la presentación del libro en la 2 y leer tu opinion habiendo leido el libro estoy mas que convencida en ir a comprar el libro Paleovida. Gracias por tu opinion.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Te agradezco mucho que te hayas tomado el tiempo en escribir este largo comentario acerca del libro.
    Pues supongo que tendré que añadirlo a mi, ya extensa, lista de lectura (¡me faltan estanterías en casa!).

    ResponderEliminar
  4. Aquí hay un "contra-comentario" de una entrevista al autor. Sería muy interesante que lo comentaras.

    http://blogs-lectores.lavanguardia.com/colaboraciones/?p=2920

    Felicidades por el blog, ¡que siga así!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Javier por tu comentario y por el enlace... Buff, muy tremendo el "contra-comentario"... Me puso triste leer semejante lista de títulos universitarios seguida de tanto dato (según mi criterio) obsoleto, tendencioso y manipulado. No sé si me atreveré a releer y dejar allí mi opinión, creo que será entrar un poco en disputas y dado que hay mucha descalificación por el extracto de una corta entrevista, no querría yo hacer lo mismo e ir a sacarle punta a cada palabra de un comentario corto...
      Pero vamos, tentador, no sé si aguantaré sin quejarme...
      Gracias en cualquier caso

      Eliminar
  5. Gracias Nacho por la reseña, reconozco que tengo mis reticencias a leerlo y no me convenció en alguna entrevista que leí.
    Me tiene tufillo a Cordain y te apuesto una cena a que indagamos y hay un pasado vegetariano, new age o similar.

    De lo que me he dado cuenta es de que los que no aportan argumentos en contra de los derivados lácteos es porque no los tienen!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pues apuesto una comida a que ganas la cena, porque después de haber leído el libro entero, estoy convencido de que hay pasado new age e incluso puede que vegetariano...
      Pero bueno, bienvenidos sean los conversos!
      Y respecto a los lácteos, ya se darán cuenta...
      Gracias!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  6. Muy buenas.

    Yo estoy empezando a leer este libro que me ha dejado un amigo. Anteriormente leí el de Cordain pero quizás era demasiado técnico. De momento me está gustando.
    Me sorprende los ultimos comentarios de "Me gusta estar bien" y de "Nacho Rubio" por eso que decís "tufillo a Cordain" o que Carlos Perez tiene un pasado vegetariano o new age. ¿Qué tiene esto de malo? ¿en que se equivocan cordain y carlos perez?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pablo, desde luego no tiene nada de malo y yo no puedo decir que se equivoquen en nada (que para empezar quién soy yo para decir algo así...), Cordian es, si no el padre, uno de los padrinos de la divulgación de la dieta Paleo, bendito sea pues, aunque quizá sea un poco estricto...
      Respecto al libro de Carlos como ves, estoy bastante a favor, a excepción de las dudas de los contras...
      A lo mejor el cachondeo de los comentarios que hemos cruzado daba a entender que había fuerzas oscuras tras estos dos autores, no sé..., pero vamos no es el caso...
      Un saludo y gracias por tu comentario

      Eliminar
    2. Ok Nacho, os entiendo, supongo que fue una broma entre vosotros y yo entendí como que no estabais para nada de acuerdo con Cordain. Si recuerdo del libro que era bastante estricto, yo por ejemplo los lácteos si los tomo.
      Me queda poco para acabar el libro de Carlos Perez y me está gustando mucho (claro que el tema me interesa sobremanera) pero sí es cierto que da algunos argumentos que no acaba de explicar del todo y si parece que tiene opiniones suyas que las toma como muy suyas. Como por ejemplo que dice que el ser humano es carnívoro en lugar de omnívoro.

      Un saludo y enhorabuena por este fenomenal blog que he descubierto hace poco.

      Eliminar
    3. Sí, en resumen así lo veo yo también: mola, pero con algunas cosas que afirma pero no argumenta...
      Y gracias a ti, Pablo!

      Eliminar
  7. A mi también me sorprenden estos comentarios, que le pasa a Cordain?? Es uno de los "padres" de la paleodieta. I sí, tiene tufillo a Cordain el es uno de los profesores del Máster del psiconeuroinmnologia clínica.
    El libro no me lo he leído, el dia que fui al FNAC estaba agotado, lo compararé todo y que por el resumen que he leído en este blog lo explico en mismo autor en clase :) y que yo sepa no tiene un pasado vegetariano y si lo tuviera que problema hay?

    Sobre les derivados lácteos ya lo sabéis, depende del derivado. Si contiene lactosa, caseína, IGF-1, por el mimicry con enfermedades autoinmunes e inflamatorias, la betacelulina, aumento de la insulina, aumento de la permeabilidad intestinal, las floras probioticas les cuesta resistir la acidez del estómago, etc...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anónimo.
      Ningún problema por mi parte con que el autor tenga ningún pasado, vegetariano o no (francamente, a los vegetarianos que lo son por principios los respeto muchísimo, torturar bichicos no mola nada... Otra cosa es alimentarse bien, lo que se dice bien-bien, para lo cual estoy convencido de que hay que comer productos animales). Simplemente especulábamos con humor sobre esa posibilidad, jugando un poco a Sherlock Holmes...
      Y sobre los lácteos, lo que ocurre es que los paleos más puristas (cordianistas, podríamos decir) son muy intolerantes con ellos y los paleos más laxos (o modernos, ya que nos apuntamos al Paleo 2.0 o ya 3.0...) consideran/mos que si no hay alergias/intolerancias (tú has enumerado muy detalladamente a qué...) manifiestas, problemas de sobrepeso o con la sensibilidad a la insulina y sobre todo si son de calidad, fermentados y/o muy curados o prácticamente sólo grasa (caso de la mantequilla, cremas agrias), también tienen su cabida en una dieta sana, aportando muchos nutrientes valiosos y sobre todo un gran disfrute sensorial.
      Yo así me relaciono con los lácteos, de algunos de los cuales me confieso adicto:
      http://spartangourmet.blogspot.com/2011/05/esto-es-la-leche.html
      De todas formas, insisto en que el libro me gustó bastante y lo que más me sigue escamando es que todo un mediterráneo no defienda la estabilidad del aceite de oliva virgen extra aunque se caliente y además aunque diga que pierde sus propiedades no explique por qué...
      Gracias por tu comentario!

      Eliminar
    2. Ok Nacho. Entiendo lo de los derivados lácteos, pero vuelvo a repetir, la mayoria de pacientes a los que tratamos mejoran sin ellos. Otra cosa es la mantequilla clarificada y ciertos quesos.
      Respeto al aceite de oliva, como no tengo el libro no puedo aclarar nada pero si que se defiende su uso en crudo, en caliente lamento que no explique porqué.

      Saludos.

      Eliminar
    3. Gracias! Y permíteme una pregunta: ¿A qué pacientes tratáis? Y otra: ¿Dónde? ¡Me has dejado intrigadísismo!

      Eliminar
  8. I just found this excellent website and of course read a
    bit of the writings. I fairly love the way of writing a lot more all texts tend
    to be arranged. My Person bookmarked the post in order to find it much better in the future.
    Now I would like to inform you about a bit about
    my internet site, that could be very related to your personal
    content. You'll see it is around maize food along with its risks and benefits for the body of a human. Also, you are going to find guides that take a look at diets with no maize, which is certainly meaningful for men and women that are suffering during hypersensitivity. I be aware of that The template isn’t the best possible, but I the expertise is precise and definitely legitimate. In my experience that is the crucial part around a website. You can utilize plenty of internet sites that look really good, then again do not have any kind of tips about it. Actually a few of several expertise can be untrue. This is exactly critical in the case of nutritional related article content. Well, perhaps we can stay in interaction. I might visit your webpage constantly, so remember to dont pause the postings. British just is not my 1st language, I honestly hope you were able to read my statement.
    My web page :: http://cornnutrition.net/corn-nutrition-review-health-benefits/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks for the comment, I'll have a look at your website as soon as possible.
      And yes, I absolutely agree with you, the most important part of a nutricional content web (almost any web that prentends to share information, I'd rather say...) is the content.
      Thanks again

      Eliminar
  9. El libro me ha gustado un montón. Me hija me lleva hablando de la dieta paleolítica desde hace tiempo. Yo lo veía como si fuesen gilipolleces de la edad. Al final me recomendó el libro, y me quedé alucinado. Vaya mierda de dieta que llevo tomando toda la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, me alegra el positivo cambio de perspectiva! Gracias por comentar!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...