Lo último que he cocinado (y fotografiado)

miércoles, 26 de septiembre de 2012

(Mi) tortilla de patata con cebolla caramelizada

Va a ser que cierto es. Que no hay dos sin tres...
Tercera videorreceta, ladies & gentlemen.
¡Y de nuevo para el concurso en Mark's Daily Apple
¡¡¡Y de nuevo soy finalista!!! ¡Esto es increíble! ¡Con nuestra orgullosa pero humilde tortilla española!
¡POR FAVOR, VOTADME! ¡ES URGENTE!  Son pocas las horas que quedan para que se anuncie el ganador y el voto es público.

(NOTA: El concurso pasó y quedé tercero... El desfase horario no me favoreció esta vez, porque me consta que muchos intentaron/astéis votar pero ya era tarde... En cualquier caso: ¡gracias!)


Pensaréis: "No haces más que pedir votos y ni ofreces un puesto de confianza para cuando llegues a presidente, no pareces ni español..."Bueno, la receta es precisamente: TORTILLA ESPAÑOLA, "SPANISH OMELETTE WITH CARAMELIZED ONIONS". (Este es el enlace para verla en Youtube, donde os recomiendo que lo hagáis, aquí a veces no salen los subtítulos y allí suelen estar por defecto, si no aseguraos de tener activado "CC" en la parte derecha de la barra de vídeo.)

Y es cierto, pido votos y no ofrezco puesto alguno, pero es que no quiero ser presidente... Sólo ofrezco las recetas que aprendo gracias a los premios y que publico aquí y eso sí, unos minutos de entretenimiento cocineril, con un nivel estratosférico de mala pronunciación en inglés sólo superado por el nivel estelar de idiotez... Por favor:

Pincha sobre esta línea para ir al enlace y votarme.


Luego, obviamente me encantaría que veáis la receta. Tiene un toque reguay, de alquimia pura, porque para caramelizar la cebolla no se utiliza azúcar alguno ni una montaña de tiempo. Ojeando en internet muchas recetas remitían a este blog como la fuente: Umami Madrid, no puedo menos que citarlo y linkearlo.




ACTUALIZACIÓN 16/05/2013
A continuación transcribo subtítulos para seguir los pasos de la receta:

Ingredientes (3-4 raciones):
  • 2 Cebollas grandes.
  • 750 gr. Patatas.
  • 6 Huevos eco/de corral.
  • 1/2 vaso AOVE.
  • 2-3 Pizcas sal.
  • 1 Pizca Bicarbonato Sódico.
Vamos a empezar caramelizando la cebolla y para eso voy a necesitar una sartén. Lo que tenemos que hacer ahora es poner la sartén a fuego medio, cortar la cebolla (en juliana). Las echamos a la sartén, con sal marina y una pizca de bicarbonato sódico, ¡sólo una pequeña pizca! No más. Y sin ningún aceite ni grasa, simplemente espera a que el bicarbonato sódico haga su magia... Normalmente cuesta 1 hora hacer cebolla caramelizada, hay que usar azúcar o algo por el estilo... Lo bueno de hacerla así es que sólo necesitarás 15 minutos.
El color de la cebolla va cambiando, poniéndose amarillo-verdoso. Eso es que el bicarbonato está haciendo efecto. Sólo hay que echarle un ojo de vez en cuando. ¿Qué podemos hacer mientras tanto? ¡Podemos pelar patatas! Las partimos en cuartos y las cortamos en trozos finos.
Cuando la cebolla está traslúcida, echamos unas 2 cucharadas de mantequilla, subimos un poco el fuego y lo dejamos chup-chup, hasta que no quede agua. Hay que vigilarlo, que no se queme. Sólo que quede bien dorado.
Tenemos todas las patatas cortadas y ahora hay que freírlas en aceite de oliva virgen extra. Así que necesitas una sartén al fuego y una buena cantidad de aceite de oliva virgen extra, que todo el fondo de la sartén esté cubierto, medio centímetro o puede que 1 cm. Cuando esté caliente, ponemos unas cuantas patatas y removemos un poco.
Echa un ojo a la cebolla, si ya está hecha, pero quieres que quede más marrón, baja el fuego al mínimo. Las puedes dejar unos 10 minutos más.
En la sartén con las patatas bajamos el fuego a mitad y las cubrimos. De esta forma se ahorra algo de tiempo y las patatas quedan medio fritas, medio cocidas en su propio vapor. Pero crujientes, como tiene que ser. Recuerda remover las patatas de vez en cuando.
Cuando la cebolla está marrón, ya está hecha. Apaga el fuego. Y simplemente la dejas ahí.
Este es el punto en el que tienen que quedar las patatas: doradas y crujiente, pero blandas por dentro. Primer lote de patatas listo. Si tienes que hacer una segunda tanda, como yo, coges un bol y un colador, así ahorras algo de aceite y las patatas no quedan demasiado aceitosas. Devolvemos el aceite sobrante a la sartén. Y ahora la segunda tanda de patatas. ¿Qué podemos hacer mientras las patatas se fríen? ¡Batir huevos! Segundo truco: Vamos a empezar batiendo sólo las claras, porque si las levantamos un poco y la tortilla quedará esponjosa. Luego puedes añadir las yemas, pizca de sal marina y sigue batiendo.
Cuando el segundo lote de patata esté también apaga el fuego, las dejamos escurrir. Y ahora mezclamos todo en el bol. Las cebollas. Y las patatas. Una cantidad generosa de sal, recuerda que las patatas no llevan nada de sal. Mézclalo todo bien. Enciende el fuego de nuevo. Fuego medio. Deja sólo un poco de aceite en la sartén. ¡Y todo para dentro de la sartén! Extiéndelo bien. Y esto es importante: No conviene, a no ser que la quieras así, que la tortilla esté demasiado hecha, conviene que quede jugosa, así que no la dejes demasiado tiempo.
Cuando la parte exterior de la tortilla está hecha (han sido 2-3 minutos) hay que darle la vuelta. 2-3 minutos más por el otro lado y ¡Y ya está!
Me encanta este plato: es barato, es una gran comida para después de entrenar, porque tiene mucha energía, es genial para críos... Y es sabrosa.


Gracias por delante. Gocen,
Nach

Más videorrecetas:


Sígueme en TwitterInstagram Youtube. También tienes el reflejo del blog en Facebook.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...