Lo último que he cocinado (y fotografiado)

jueves, 13 de diciembre de 2012

Flores de alcachofa 2.0

Ya dije que amo las alcachofas y es más, me encanta que sean una verdura muy de temporada, porque eso hace que las desee más. Hacia casi el final de la temporada pasada (de alcachofa) publiqué esta receta, tratando de imitar las maravillosas flores de alcachofa de un restaurante madrileño. Bueno, pues en este tiempo en vez de seguir especulando he echado mano de espías para acercarme más a la receta original. No puedo asegurar que así sea como las hacen en el Pimiento Verde, pero al gusto y la vista esto anda bastante cerca de lo que allí dan.
Aprovecho también para arrancar una serie de artículos 2.0, ya que por un lado está próximo el segundo aniversario de este blog y sobre todo porque estoy, como casi todos, en evolución y hay cosas que en su día planteé aquí que he cambiado ligeramente o incluso mejorado. Y sin tener que desterrar lo anterior, quiero actualizar en esta palestra mis progresos.
Empezando por estas fantásticas alcachofas, así que al tema.

Click para alta resolución, pin-pon.
Ingredientes para 2/3 personas:
  • 6 alcachofas buenas, buenas.
  • AOVE.
  • Escamas de sal.
  • Y punto.
  • Ya está.
  • Nada más.









Elaboración:
Atención, concéntrate, que esto es muy difícil... Se lavan y limpian bien las alcachofas, quitando los tallos, las puntas y todas las hojas duras hasta llegar al tierno corazón y dejando las base plana y redondeada en los bordes. Conforme cada alcachofa esté preparada, para evitar que se oxide rápidamente, se va poniendo en una cazuela que contenga una generosa cantidad de aceite (1 dedo al menos) y de tamaño lo más ajustado posible al volumen total de todas las alcachofas y se embadurnan un poco en el aceite. Una vez todas estén dentro, se tapan y se estofan a fuego lento (4 en la vitro) durante unos 45-50 minutos, volteando de vez en cuando.
Creo que es la elaboración más corta que este torpe amante de la retórica ha escrito jamás, eso sí mordiéndome el puño para no rellenarla con trescientas chorradas. Es tan corta, que para dar más datos, os pongo un par de fotos del proceso.

Alcachofas hacia abajo              Alcachofas hacia arriba

Hay un poco de truco no obstante, y la elaboración exige algo de atención para que las alcachofas queden en su justo punto de ternura. Quizá necesiten algo más de tiempo (normalmente con 1 hora cualquier alcachofa estará lista), así que cuando les deis la vuelta id comprobando. También he de decir que si es necesario, si algún trozo de alcachofa (generalmente la zona media) no queda cubierta en aceite en uno u otro momento, ponedlas tumbadas girando por todos los costados también, no sólo boca arriba y boca abajo.
Para emplatar, se abren con la ayuda de dos cucharas y se les pone unas escamas de sal y algo de aceite (bien de la cocción o bien crudo) por encima.
DE-LI-CIO-SAS.

Ñam. Ñam. Ñam. Y ñam...

Nota: Tanto el aceite sobrante como las hojas de alcachofa desechadas se pueden (se deben) utilizar para la elaboración de una deliciosa sopa, sólo apta para auténticos faners de esta verdura.

Nutrición:

  • Las alcachofas son medicina verde. Tienen hierro, magnesio, potasio y fósforo, antioxidantes (flavonoides), fibra soluble, vitaminas del grupo B y cantidad de ácidos que protegen y regeneran el hígado y estimulan la función biliar y el metabolismo de las grasas. Son conocidas por su acción diurética y desintoxicante, bajan el colesterol malo (LDL), el azúcar en sangre y el exceso de ácido clorhídrico en el estómago. Adecuadas en dietas depurativas y adelgazantes, para dolencias del hígado y enfermedades como la gota, la artritis y el reumatismo. Hasta propiedades anticancerígenas se les atribuyen... 
  • El aceite de oliva nos aporta gran acción antioxidante por sus polifenoles y vitamina E, también baja el LDL y el nivel de glucemia (azúcar en sangre). Se compone mayoritariamente de ácidos grasos monoinsaturados que la hacen una grasa muy estable y por tanto idónea para cocinar (grasa estable=grasa sana).

Y a disfrutar, señores,
Nach

Sígueme en TwitterInstagram Youtube. También tienes el reflejo del blog en Facebook.

20 comentarios:

  1. ¡Olé! Tengo yo en estos momentos 6 alcachofillas, preciosas ellas, esperando ser devoradas. Y como tengo hasta los 3 últimos ingredientes de la receta, pues vamos a ponernos a hacer floripondios!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tráfico de comentarios esta tarde, jeje... Ya me dirás qué tal, por favor, sobre todo con los tiempos/temperatura, que sigo haciendo pruebas, a ver si doy con la receta aúrea. Pero es que he tenido que darle salida al post, que me publicaba encima...

      Eliminar
    2. Si, si... y lo que queda! ;) Te contaré, te contaré...
      Yo es que soy bastante alcachofera. Un snack que me encanta es al vapor o cocidas hasta que se ablanden pero no se cocinen del todo. Luego cortarlas por la mitad, sacarles la parte "peluda", mantequilla derretida y al grill. Salsita a base de ajo, limón y mantequilla y a untar... un vicio!! En realidad lo que son es el vehículo perfecto para la mantequilla, pero no se lo digas a nadie!

      Eliminar
    3. Oooooooooh... (pronunciar como Hommer Simpson cuando piensa en rosquillas). Viva la mantequilla!

      Eliminar
    4. Ricas, ricas, ricas, sí señor!! Eres grande!!
      He tardado un poco porque al final con las que tenía he caído en la tentación de la mantequilla (hay que probarlas así, son un vicioooo!!) y me quedé sin alcachofas... Pero me hice con más para probar a hacer las flores, y el asunto está de mueeelte!!

      Eliminar
  2. Soy un gran entusiasta de la alcachofa. Como mas me gustan es al vapor deshojándolas una a una hasta llegar al cogollo. Pero tengo que probar tu receta

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado tu receta, yo también soy una amante de las alcachofas, ni siquiera me importa limpiarlas.

    Felices Fiestas,

    ResponderEliminar
  4. Yo también me declaro fan incondicional de las alcachofas, y de tu blog!

    ResponderEliminar
  5. Gracias Paula, María Pilar y Santiago!
    Si es que los que las amamos las amamos con lujuria, gula, alevosía y premeditación...

    ResponderEliminar
  6. Por Madrid la alcachofa es muy poco usada, tan poco que hace un par de años cuando en un restaurante en barcelona me trajeron alcachofas a la brasa no sabía ni como comerlas (imagina las risas de la gente cuando pregunté ¿que hago con esto?).

    Desde aquel día se han convertido en un manjar para mi. Hasta he sufrido escuchando como mi familia catalana las lleva comiendo un par de meses cuando en Madrid acaba casi de llegar la temporada.

    Pero como ya están aqui ¡¡a disfrutar!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, vaya tela... Bueno, si no me falla la memoria, hace poco enseñabais como las alcachofas a la brasa las hacéis vosotros en casa...
      Salud!

      Eliminar
  7. Sigo varios blogs sobre la alimentación paleo y lo básico queda claro, pero la mantequilla y lácteos en general, algunos animáis a tomarlos pero otros dicen que al no ser paleo son perjudiciales por no estar adaptados a ellos, no se sí incluir o descartar la mantequilla, podrías aclararlo? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Helena:
      Para mí la mantequilla es un fijo en mi nevera. Es lo mejor de la leche te diría y es un super alimento, que aunque los paleos más estrictos no usan, ha sido usado por culturas ancestrales desde tiempos remotos (echa un ojo a los estudios de Weston Price y a las recomendaciones de su fundación). Si no tienes problemas severos con los lácteos, te recomiendo que disfrutes de ella y la compres de la mejor calidad posible (eco, por ejemplo).
      Mi relación con los lácteos está contada en este artículo:
      http://spartangourmet.blogspot.com.es/2011/05/esto-es-la-leche.html
      Otros bloggeros paleo "moderados" o modernos también la incluyen en su dieta, como puedes ver en http://www.evamuerdelamanzana.com/ o en este artículo:
      http://megustaestarbien.com/2012/12/10/mantequilla-algo-mas-que-grasa-y-calorias/
      En cualquier caso, lo mejor que puedes hacer es probar y ver cómo te sienta a ti, si te va bien te la quedas y si no...

      Eliminar
  8. Voy a probar la receta! A mi me encanta el cogollo crudo con un pelin de sal.

    ResponderEliminar
  9. Buenísimas, las probé ayer. Adoro las alcachofas del Pimiento Verde y estaba buscando una receta que las imitara cuando di con tu blog. Diría que la receta es muy aproximada, al menos me lo parece. Las alcachofas que usé no eran malas, pero seguro que el plato mejoraría mucho si estuvieran en temporada :) repetiré! Gracias por compartir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por el comentario! A estas alturas del año, quizá algo de alcachofa blanca de Tudela, porque si no francesas...
      Vamos, que habrá que ir mentalizándose para esperara al año que viene...

      Eliminar
  10. Esas flores de alcachofas se abren como los pechos dormidos de la casada infiel que García Lorca se llevó al rio. Cuando me metí la cuchara para abrir las hojas "se abrieron como ramas de jacinto".

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...