Lo último que he cocinado (y fotografiado)

lunes, 11 de marzo de 2013

Verduras asadas o (Mi) casi escalivada

Mucho tiempo sin publicar, lo sé, pero he estado con mucho lío, ya perdonarán...
Para tratar de enmendar la plana y recuperar vuestra simpatía, queridos lectores, aquí llego con otra dosis de inglés deficientemente pronunciado, chascarrillos absurdos y tontadas varias, todo ello para presentar una nueva receta, una especie de escalivada, menos repelada, más al dente, más aderezada y con ingrediente sorpresa, las zanahorias, que pasadas por el horno se convierten en auténticos caramelos.
El vídeo fue, como los anteriores, precisa y vivazmente grabado por mi amigo Aijón allá por septiembre (de ahí las pintas veraniegas) y ha tenido que esperar casi medio año el pobre para ver la luz, pero bueno por fin está listo. Espero que lo disfruten.
Os recuerdo que para ver los subtítulos en español, hay que activarlos. El icono está debajo de la barra de progreso en la parte de la derecha, es el primero por la izquierda de los 5 que hay, es básicamente una pantalla o caja con un par de líneas abajo (¡no sé copiarlo!).




NOTA: (Actualización 10/04/13) Muchísimas gracias a Juanjo por su valiosa aportación en los comentarios, por la molestia y por su idea de hacer una transcripción de los subtítulos para cuando queráis hacer la receta y no tengáis tiempo de ver el vídeo entero. Por si alguien no baja a los comentarios, que debería, a continuación pongo los subtítulos transcritos resumiendo los pasos principales de la elaboración:

Ingredientes (4-6 raciones):

  • 3 berenjenas grandes.
  • 3 pimientos morrones.
  • 3 cebollas.
  • 6 zanahorias.
  • 1 taza de almendras crudas.
  • 1 taza de aceitunas.
  • 4 dientes de ajo.
  • 2 pizcas de hojas de romero.
  • 1/2 taza AOVE.
  • 2 pizcas de sal.
  • 2 pizcas de pimienta negra.
Antes de nada, precalentamos el horno a 180º Celsius. Lavamos bien todas las hortalizas y pelamos las zanahorias y las cebollas. Después necesitamos una bandeja de horno y papel para hornear. Así no necesitaremos nada de grasa para cocinar las hortalizas. Ponemos todas las hortalizas enteras en la bandeja de horno. Y lo metemos todo en el horno tal cual, sin aceite ni sal ni pimienta ni nada.

Programamos el temporizador para 25 minutos y esperamos. Sacamos la bandeja del horno, ojo, no os queméis… y damos la vuelta a las verduras. Y de nuevo al horno. Así de fácil. 25 minutos más.

Ahora, vamos a cortar las verduras por la mitad para un gratinado final (N del T: de los pimientos se deben quitar el rabo y las semillas). En cuanto a las berenjenas, las vamos a cortar en 4 trozos. Ahora echamos el ajo, tal cual, no hay que pelarlo. De vuelta al horno. Queremos gratinarlo, así que 10 minutos echando un ojo de vez en cuando. Si quieres, puedes subir la temperatura a 200º. Cuando queden 5 minutos echad un ojo a las hortalizas y añadid las almendras crudas, éstas se tostarán un poco. ¡De vuelta al horno para los últimos 5 minutos!

Se deben sacar los ajos y pelarlos, intenta no quemarte... Si quieres, puedes quitar el germen de los ajos para suavizar el aliño.

Vamos a aliñar con los ajos, el aceite de oliva virgen extra y el romero. Ahora cogemos un pequeño bol y picamos el ajo bien picado. Lo echamos al bol. Y hacemos lo mismo con las hojas de romero. Y ahora el aceite de oliva virgen extra. Mucho. Mucho. Y mucho. Ya está, sólo queda ponerlo en un plato o bandeja lo más finamente que puedas. Puedes quitar la piel del pimiento, si lo consideras necesario. Este es el momento de echar un poco de pimienta negra y un poco de sal marina.

Ahora "espolvorea" las almendras y haz lo mismo con las aceitunas. Es el momento del aliño. Una de las mejores cosas de esta receta es que la puedes tomar caliente, templada e incluso fría. La puedes hacer en gran cantidad y dejarla en la nevera para usarla como acompañamiento cuando quieras.


Gocen,
Nach

Más videorrecetas:

Sígueme en TwitterInstagram Youtube. También tienes el reflejo del blog en Facebook.

16 comentarios:

  1. Hola Nacho, gracias por el nuevo post, anteayer hice yo escalibada...casualidad. TE escribo para preguntarte un par de dudas en relación a alimentos y sugerirte temas para futuros posts. 1) las patatas, amigas o enemigas? y 2) ayer leí un artículo sobre la Quinoa en el pais semanal y me pareció que por algunas cosas podría encajar (baja en glucidos...)en un estilo de alimentación espartano... gracias!

    Nch

    Por cierto, estoy enganchado a tu receta de las espinacas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nch!
      Las patatas están dentro de los hidratos saludables, si bien los paleos más integristas no las aceptan, los 2.0 o 3.0 o más laxos entre los que me incluyo (vamos si es que hay que ponerse etiqueta, que tampoco hace falta...) sí. Lo único a tener en cuenta es 1) que son muy energéticas, así que si eres alguien con mucha actividad sin duda son muy amigas pero si te mueves poco mejor no tomarlas a diario porque es posible que algo de su almidón acabe en tu michelín y 2) no vale comerlas de cualquier manera, quiero decir, esos palos perfectos que vienen ultracongelados y te fríen en un recontrarrecauchutado y reutilizado aceite de girasol en cualquier sitio, efectivamente son una mierda, pero la pobre patata no tiene la culpa. Cocidas, asadas, fritas en coco, ghee o AOVE, en puré con mantequilla... Eso sí! Y además que las patatas han hecho muuuuucho por aplacar el Hambre (el Hambre con mayúsculas, de la que mata gente, vamos) en el mundo.
      La quinoa todavía no la trabajo, pero como tú voy leyendo sus bondades en foros mainstream y underground, parece una opción pero no puedo darte opinión personal... Con el trigo sarraceno llevo experimentando un tiempo, haciendo pan (mi novia no puede vivir sin él), algún rebozado y hasta croquetas y da versatilidad y la opción de comer platos clásicos de nuestra gastronomía sin los problemas del trigo. Yo contento, pero he de decir que no es lo mismo, eh.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Tiene muy buena pinta, habrá que probarlo aunque sea un plato vegetariano :)

    P.D. Estás como una cabra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, gracias! Gracias? Bueno, supongo que sí; gracias!

      Eliminar
  3. hoy he comprado muchisimas verdura para hacerla a la plancha, cambiaré de opinión??? hummm, puede que sí, jajaja.

    Ahora, qué ganas tuviste de tanto horno en septiembre, con el calorcito, jajaja

    Salu2. Paula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y cambiaste de idea, Paula?
      Lo del horno en septiembre... Bueno después de hacer un vídeo así por muchas razones que dé apelando a la lógica del asunto, no creo que tenga mucha credibilidad... Jejeje.
      Salud!

      Eliminar
  4. qué rico, yo suelo hacer escalivada con tomate, ajo, berenjena, cebolla y pimiento verde, lo pongo en pan de chapata, unas anchoas por encima, ajo, aceite y a disfrutar. Por cierto, qué descubrimiento batir las claras a punto de nieve al hacer la tortilla con cebolla caramelizada, queda super jugosa, ahora la hago siempre así, jeje, además aprendo inglés y me río con tus ocurrencias, eres un gran cocinero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olé! La escalivada en buen pan (que el Dios Paleo me perdone...) con anchoa es drogaaaa, mmm..., Qué rico! A mí también me gusta poner unos trozos de mozarella de búfala en la misma fuente o asar una provoleta para mezclar, vicio puro, con o sin pan.
      Y muchas gracias, Anónimo, qué piropos!

      Eliminar
  5. Hola Nacho, hasta que has vuelto a la web!!, de verdad que ya tenía mucho que no estabas en mi correo jeje. Da un gustazo que vuelvas!!.
    Bueno, al grano, más arriba pones que ahora estás probando con el trigo sarraceno o alforfón, yo tengo harina de trigo sarraceno, la he comprado pero no tengo idea de cómo ocuparla o en qué, ya que es uno de los carbohidratos que si están permitidos en Paleo, me gustaría mucho pusieras recetas de algo hecho con el trigo sarraceno, para así por fin comer algo de pan, galletas o lo que sea y si se puede hacer una base de pizza, pues tambn.
    Ahh, si, soy Lizzie jaja, y te cuento, que ya no como nada de almidones, puros vegetales, aunque eso me ha dejado con el peso más bajo que nada, a pesar de que he introducido 2 pistachos al día, jeje que es casi nada, es poca grasa poliinsaturada, así que no creo que me haga daño a mi ratio omega 3. Por eso quiero comer algo de trigo sarraceno, para no chuparme más.
    Espero no haberte mareado con todos mis tonterías. Salduos Nachito y espero por esas recetas muy emocionada!!!
    :)
    Atte. Lizzie Leyto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lizzie!
      Como digo, mi flirteo con el trigo sarraceno es muy reciente y apenas lo he utilizado salvo para rebozar boquerones y comer "pescaíto frito", para unas croquetas sustituyendo a la harina de trigo (quedaron deliciosas, pero he de reconocer que la textura nos es tan melosa y agradable como con harina de trigo. Responsable: el pegamento, osea, el gluten, claro...) y para hacer pan, utilizando esta receta de Ana Muñiz: http://megustaestarbien.com/2011/07/29/receta-pan-de-trigo-sarraceno-el-pan-sin-gluten/
      Sale riquísimo!
      Y cómete algún pistacho más!

      Eliminar
  6. Que pasa caverna.
    Gracias por responder a mi sugerencia del alumbre. Si dices que comer o sustituir algunas comidas por fruta no es del todo bueno, cual seria la cantidad que recomendarias? y para un cavernicolita de dos años?.
    Sigue asi. Agur.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, a ver, que me despisto... El tema con la fruta es que tampoco que sea la panacea, pero vamos, que no deja de ser un alimento completo. La fructosa (azúcar de más presencia en la mayoría de frutas) necesita pasar por el hígado para asimilarse y resulta venenosa en altas dosis, entre otras cosas, pero hay que tener en cuenta que en una fruta viene empaquetada con mucha agua y fibra además de interesantes aportes de antioxidantes, vitaminas y minerales... Vamos, que no merece la pena obsesionarse por pasarse, PERO: tampoco por quedarse corto. Vamos, que no hay que obligarse a comer fruta, no pasa nada si apenas se come, siempre que haya una buena cantidad de verdura en nuestra dieta.
      Cantidad, al gusto y con sentido común, diría yo. Ya sé que es una respuesta ambigua pero no me atrevo a señalar cantidades concretas. Sí diría que merece mucho la pena prestar atención a las temporadas y a las estaciones. Ahora podemos comer cualquier fruta durante todo el año, pero eso de manera natural sólo ocurre en los trópicos... En latitudes como la de España, lo "natural" es comer más fruta en verano que es cuando más variedades hay y además tiene lógica, ya que las frutas hidratan mucho y además solemos salir más de casa y movernos más con lo que el aporte calórico extra viene bien. Aparte de que la evolución nos ha llevado siempre a aprovechar el superávit estival de cara a la carestía del invierno. Es decir, que coger algún kilo extra hacia el final del verano que se perderá durante el invierno es lo evolutivamente normal fuera de los trópicos.
      Como referencia, por si sirve de algo, te diré que de media yo debo de comer entre 2 y 6 piezas de fruta a la semana durante los meses fríos. Entiéndase por pieza algo del tamaño de una naranja, plátano, manzana, etc.
      Un niño está creciendo, yo creo que las calorías extra serán muy bien recibidas por su cuerpecillo con todo el trabajo que tiene y supongo que le vendrá muy bien más fruta, pero francamente no me veo con autoridad como para hacer una recomendación concreta.

      Eliminar
  7. Hey, soy Juanjo, desde Mallorca!

    Hace tiempo que te sigo pero es la primera vez que comento. Enviar un mail por aquí es una rayada, así que te lo pongo en los comentarios y tu haces lo que te parezca, que para eso es tu blog ;)

    El caso es que ver el vídeo es entretenido, pero si lo que quieres es un vistazo rápido porque vas a cocinar, no es lo suyo. Por tanto te paso la transcripción de los subtitulos para que la gente tenga una referencia rápida de la receta.

    ------------------------------------------------------------
    ¡Hoo-o-oo-ooo-olaa!

    Aquí estamos otra vez: Pequeño Limonero y Nacho Rubio.
    Hoy os voy a enseñar a preparar un plato típicamente mediterráneo: Verduras asadas (escalivada). Este es un plato tan sencillo como delicioso.

    Vamos a asar:
    Cebollas, Pimientos morrones, Berenjenas y zanahorias.

    Y al final del proceso añadiremos: Almendras y aceitunas y lo vamos a aliñar con un delicioso aceite de oliva virgen extra con ajo y romero.

    Antes de nada, precalentamos el horno a 180º Celsius. Lavamos bien todas las hortalizas y pelamos las zanahorias y las cebollas. Después necesitamos una bandeja de horno y papel para hornear. Así no necesitaremos nada de grasa para cocinar las hortalizas. Ponemos todas las hortalizas enteras en la bandeja de horno. Y lo metemos todo en el horno tal cual, sin aceite ni sal ni pimienta ni nada.

    Programamos el temporizador para 25 minutos y esperamos. ¡Listo! Sacamos la bandeja del horno, ojo, no os queméis…y damos la vuelta a las verduras. Y de nuevo al horno. Así de fácil. 25 minutos más.

    Ahora, vamos a cortar las verduras por la mitad para un gratinado final (N del T: de los pimientos se deben quitar el rabo y las semillas). En cuanto a las berenjenas, las vamos a cortar en 4 trozos. Ahora echamos el ajo, tal cual, no hay que pelarlo. De vuelta al horno. Queremos gratinarlo, así que 10 minutos echando un ojo de vez en cuando. Si quieres, puedes subir la temperatura a 200º. Cuando queden 5 minutos echad un ojo a las hortalizas y añadid las almendras crudas, éstas se tostarán un poco. ¡De vuelta al horno para los últimos 5 minutos!

    Se deben sacar los ajos y pelarlos, intenta no quemarte...Si quieres, puedes quitar el germen de los ajos para suavizar el aliño.

    Vamos a aliñar con los ajos, el aceite de oliva virgen extra y el romero. Ahora cogemos un pequeño bol y picamos el ajo bien picado. Lo echamos al bol. Y hacemos lo mismo con las hojas de romero. Y ahora el aceite de oliva virgen extra. Mucho. Mucho. Y mucho. Ya está, sólo queda ponerlo en un plato o bandeja lo más finamente que puedas. Puedes quitar la piel del pimiento, si lo consideras necesario. Este es el momento de echar un poco de pimienta negra y un poco de sal marina.

    Ahora "espolvorea" las almendras y haz lo mismo con las aceitunas. Es el momento del aliño. Una de las mejores cosas de esta receta es que la puedes tomar caliente, templada e incluso fría. La puedes hacer en gran cantidad y dejarla en la nevera para usarla como acompañamiento cuando quieras.

    Señoras y señores:
    Bienvenidos al mediterráneo.

    Verduras asadas/escalivada (4-6 raciones)
    - 3 berenjenas grandes.
    - 3 pimientos morrones
    - 3 cebollas
    - 6 zanahorias
    - 1 taza de almendras crudas
    - 1 taza de aceitunas
    - 4 dientes de ajo
    - 2 pizcas de hojas de romero
    - 1/2 taza AOVE
    - 2 pizcas de sal
    - 2 pizcas de pimienta negra

    Un momento, un momento...
    Acabo de darme cuenta...
    ¿Qué he hecho?
    Oh, dios mío... Oh, dios mío...
    ¡¡¡Es un plato vegano!!!
    ------------------------------------------------------------

    Un saludo y gracias por el blog, muy interesante y me parto el ohio viendo tus videos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Juanjo!
      Joder, muy buena idea, no se me había ocurrido, tienes toda la razón.
      De verdad, gracias, creo que voy a añadir la transcripción a todos los artículos con videorrecetas en cuanto tenga un rato!
      Un saludo y no sé si lo había dicho: Gracias!

      Eliminar
    2. Bueno Nacho, ya que tu te tomas la molestia de hacer este blog, si necesitas que te eche un cable me lo dices y te paso las transcripciones al mail a medida que las vaya haciendo. Encantado de contribuir ¡aunque sea con un granito de arena!

      Eliminar
    3. Gracias, Juanjo! Pero no te molestes, de verdad, es un currazo y ten en cuenta que los subtítulos los he subido yo, poco me cuesta hacer el corta-pega...

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...